Amarres y Marinas | Hamilton Marine

Amarres y Marinas en Baleares

“Palma es uno de los lugares más atractivos para basar un yate durante el invierno y para reacondicionarlo. De hecho, supuestamente es la mejor ubicación del mundo para reparación y mejoras de los grandes veleros.”

Hay varias razones que lo han hecho posible incluido que si un yate se encuentra en una marina o en un astillero en Palma, la tripulación puede ser igualmente productiva y, sin embargo, disfrutar de los mismos servicios, bares y restaurantes en tierra. Tiene una industria de servicios madura que destaca por su profesionalismo, fiabilidad y buena relación calidad-precio además de disponer de alojamiento convenientemente ubicado en tierra lo cual tiene un gran atractivo para las tripulaciones de mayor rango. También hay un buen número de escuelas internacionales, un aeropuerto muy bien conectado a menos de 15 minutos de Palma, gastronomía fabulosa, excelentes tiendas y una hermosa ciudad e isla para visitar durante todo el año.

Hay algunas marinas muy atractivas y de gran éxito alrededor de la isla que se han convertido en puertos de destino en sí mismos en el sentido de que pueden proporcionar una experiencia más amplia a los armadores y tripulación de yates y han atraído visitantes de las áreas circundantes que pueden no estar conectados a la náutica en absoluto. Los buenos restaurantes, bares y tiendas son la razón principal de su popularidad entre los visitantes, además de que proporcionan un valor añadido a la sociedad con eventos, conciertos y actividades durante todo el año. Mallorca y Baleares tienen un historial demostrado en la operación de marinas y puertos deportivos, el reacondicionamiento de yates y es un destino de navegación muy deseable. Todo ello ha creado una industria considerable que disminuye la dependencia de la industria turística en general para muchas familias y empresas.

Si da un paso atrás y observa la combinación de marinas y clubes náuticos en las islas, la mayoría de los cuales están casi completos durante todo el año, es interesante ver los diferentes tipos de yates y propietarios que atraen. Hay clubes náuticos que están restringidos para el público en general, donde los veleros pequeños son el tipo dominante de barco, y luego están las marinas más grandes donde hay muchos más yates de motor que veleros. Estos puertos se dividen entre aquellos donde los yates son accesibles para el público y aquellos donde no lo están. Puede elegir entre tener su yate en exhibición permanente o más discretamente apartado del escrutinio público. Eso es, siempre que pueda encontrar un amarre.

Dado el volumen de trabajos de reparación y reacondicionamiento de yates grandes que se realiza en Mallorca, y la mayor cantidad que se espera haya en el futuro, debido a la mayor presencia de yates muy grandes que en la actualidad no están realmente siendo atendidos, encontrar amarres adecuados va a convertirse en un gran problema a menos que se pueda proporcionar más espacio redistribuyendo las instalaciones existentes, creando más amarres grandes o construyendo una nueva marina de superyates. Muchos miembros de la industria náutica local, armadores y tripulantes de grandes yates esperan que Palma tenga una nueva marina adecuada y que se podrá construir en los próximos años, quizá gracias a un consenso entre el sector privado y las instituciones públicas. La industria náutica local ha aprendido que cuando el sector privado y el público trabajan juntos hacia un objetivo común, es posible hacer pequeños milagros como el muy mejorado Salón Náutico y el Palma Superyacht Show o la exención del impuesto de matriculación para yates de chárter mayores de 15 metros.

Jonathan trabajó en el Club de Mar-Mallorca, una de las marinas con mayor número de amarres de superyates en el Mediterráneo durante 33 años, donde tenido varios yates. También participó como socio en la Valencia Superyacht Marina durante la Copa América en 2007 y ha participado activamente en algunos proyectos de marinas de superyates.