Quiero vender mi yate. ¿Cómo lo hago?

Como armador, tiene varias opciones para vender su yate y es posible que al principio desee intentar comercializarlo usted mismo, o quizá un comprador potencial se le haya acercado en algún momento y quiera contactarle para averiguar si aún está interesado.

Sin embargo, es más probable que se venda el yate antes y con menor participación personal suya si designa a un bróker de una empresa de brokerage de buena reputación que se especialice en vender yates similares al suyo. Puede ofrecer el yate a varias compañías de forma no exclusiva y coordinar todas las visitas usted mismo o a través de su capitán o gestor del yate etc., pero para los yates más grandes, normalmente se designa un agente central que se encargará de todos los aspectos de la venta en su nombre y coordinará el marketing directo y el envío de especificaciones del yate, fotos o videos etc. a brókeres por todo el mundo que pueden tener clientes para comprar su yate.

El agente central coordinará las inspecciones al yate con el capitán por parte de clientes potenciales. Es posible que puedan tener un cliente directo, aunque estadísticamente es más probable que ocurra una venta conjunta con otro bróker que traiga al comprador. Una vez que se haya aceptado una oferta, el agente central actuará en su nombre para concluir una venta. Esto normalmente se realiza de manera equilibrada y bien demostrada para todas las partes siguiendo un Memorando de Acuerdo de MYBA o similar con los brókeres asegurando que todos los detalles legales, técnicos y de cumplimiento se traten correctamente durante todo el proceso.

La prueba de mar del comprador además probablemente de una prueba de mar técnica, seguida de la varada del yate y de un peritaje de compra completo, será la forma de determinar el estado real del yate y saldrá a relucir cualquier defecto que deba rectificarse o deducirse del precio de venta.

Tanto el comprador como el vendedor pueden contratar a un abogado especializado o marítimo para las transacciones más complejas. El papeleo requerido puede ser bastante complicado y debe tratarse con gran atención a fin de garantizar la entrega del yate y su nueva matriculación sin problemas. La comisión de los brókeres normalmente es pagada por el vendedor y será deducida del saldo del precio de venta al igual que los posibles gastos de la prueba de mar o peritaje si fuera preciso.

Hamilton Marine no ofrece yates para la venta activamente, pero puede ofrecer consejos sobre los mejores brókeres a nombrar, ayudar a acordar las condiciones y obligaciones de un agente central y sugerir cómo presentar el yate para la venta desde un punto de vista imparcial. También podemos ayudar durante el proceso de venta o representar los intereses de los propietarios según se nos requiera.