¿Qué patrimonio necesito tener? | Hamilton Marine

¿Qué patrimonio debo tener?

Por lo general, cuesta más de lo que esperaba, pero normalmente vale la pena. Según una investigación de fuentes fiables, aproximadamente 2.5 millones de personas poseían un patrimonio de más de €5,000,000 en 2017. Se espera que ese número crezca a 3.5 millones de personas en 2022. Aparentemente, sin embargo, solo el 3% al 5% de los UHNWI tiene un superyate. Eso parecería muy poco, por lo que la industria está haciendo algo mal en sus esfuerzos por atraer a nuevos propietarios, o bien la náutica no es tan atractiva como pensamos.

Sin tratar de establecer ninguna regla general o tener pruebas contundentes, si tiene un patrimonio neto de alrededor de €5,000,000, puede ser un buen cliente para el charter de superyates o la propiedad fraccional en lugar de ser propietario de un superyate mayor a 24 metros.

Un comprador potencial de un superyate con un patrimonio neto de alrededor de €25,000,000 podría considerar que el 10 a 30% de su patrimonio neto invertido en un superyate usado es algo que puede pagar razonablemente, mientras que para los compradores potenciales de yates nuevos podrían querer disponer de un patrimonio superior a los €50,000,000 para sentirse cómodos.

Se estima que alrededor de 130,000 personas pueden tener este nivel de riqueza en todo el mundo, aunque los expertos estiman que solo unos pocos miles de personas participan activamente en la propiedad, construcción, compra y venta de los aproximadamente 8,700 superyates de motor y 1,750 veleros de más de 24 metros que se han construido.

Cualquiera que sea la cantidad que tenga para gastar en un superyate, probablemente nunca parezca suficiente e invariablemente habrá alguien con un yate más nuevo, de mayor eslora o mejor. Se rumorea que los yates más caros jamás construidos tienen un costo superior a €500,000,000 y que su mantenimiento puede costar más de €50,000,000 al año, por lo que el punto de referencia es bastante alto. Obviamente, el cielo es el límite y depende de cada propietario priorizar y evaluar lo que siente que está dispuesto a dedicar a su pasatiempo o estilo de vida náutico.